292017Sep
Corrección integral de la ojera: combina diferentes  tratamientos.

Corrección integral de la ojera: combina diferentes tratamientos.

La región perioorbital inferior (ojera) presenta una gran demanda de tratamiento estético ya que la presencia de bolsas,  pérdida de volumen con acentuación del surco nasoyugal y la pigmentación de la zona,  proporciona al rostro un aspecto de cansancio y envejecimiento.

Hasta hace algunos años, las técnicas quirúrgicas de remoción de las bolsas de grasa y la retirada del exceso de piel, era casi el único objetivo de los tratamientos de rejuvenecimiento de esta región que no contemplaba tratar la hiperpigmentación ni el surco nasoyugal, en múltiples ocasiones, únicas alteraciones de esta zona a la que la cirugía no conseguía llegar.

Veamos cuales son los factores que favorecen la aparición de este surco:

  • Atrofia y descenso de los tejidos blando de la zona malar.
  • Atrofia del hueso malar.
  • Protusión de las bolsas orbitales que producen una proyección por encima del surco aumentando más la profundidad del mismo.
  • Alteraciones patológicas como edema, etc.

Es muy importante realizar una correcta historia clínica y una exploración previa de la zona realizando una selección del paciente que cumpla las siguientes condiciones:

  • No hiperlaxitud cutánea.
  • Surcos nasoyugales marcados.
  • Hipertrofia del músculo orbicular.
  • Presencia de bolsas de pequeñas dimensiones.

El planteamiento del tratamiento será el siguiente:

CARBOXITERAPIA

Este procedimiento estético consiste en inyectar por vía subcutánea dióxido de carbono (CO₂) de forma controlada para mejorar el flujo de sangre en los delicados capilares del contorno del ojo. El gas, disperso por toda esta área,   consigue una mejor fluidez, reducción de la inflamación y cambio del color oscuro a tonalidades más claras en el surco lagrimal.

Además de aliviar los síntomas de las ojeras oscuras y moradas, este procedimiento es capaz de reducir las bolsas de los ojos, ya que es capaz de disolver pequeñas porciones de grasa acumulada en los párpados.

Después de cada sesión, se  puede notar una ligera inflamación en la zona tratada, justo debajo del ojo,  debido a la acumulación del dióxido de carbono inyectado. Puede presentarse, además,  un pequeño edema que puede tardar 24 horas en desaparecer.

Se requiere una media de 4-6 sesiones con una semana de intervalo entre ellas, aunque dependerá del grado de pigmentación y envejecimiento de la zona.

 ÁCIDO HIALURÓNICO

La aparición de microcánulas flexibles de punta roma que diseca los tejidos sin lesionarlos para infiltrar el material de relleno,  permite un acceso más seguro a esta zona  frente al uso de  agujas convencionales de punta cortante: menor riesgo de hematomas y de pigmentaciones post equimóticas así como de irregularidades en la aplicación. Mediante un solo punto de entrada sobre la piel del malar, alejado de la zona a tratar, se consigue depositar el AH de una forma homogénea con el fin de conseguir rellenar el surco con naturalidad. Con esto conseguiremos, además de volumen en la zona, mejoría en la textura de la piel con disminución de la apariencia de las arrugas finas.

El procedimiento es bastante suave ya que la cánula se desliza con facilidad,  incluso en cambios de plano, consiguiendo una corrección de toda la zona con una escasa molestia,  permitiendo que el paciente se pueda incorporar a su vida laboral de forma inmediata.

En el caso de presencia de bolsas orbitales redundantes, se debe entender que no es el tratamiento ideal de las mismas siendo  el quirúrgico el más adecuado y el que debamos de proponer como primera opción. Sólo se debe plantear esta alternativa no quirúrgica en caso de que el paciente no pueda o no quiera someterse a una cirugía.

Nuestras esteticistas también pueden contribuir de forma específica a mejorar la piel de esa zona con diversos tratamientos de cabina que aportan hidratación utilizando productos cuyo principal activo es el ácido hialurónico.

LÁSER ELEKTRA  by Clearlift®

Láser de última generación que nos permite tratar áreas de piel tan delicadas como las de los párpados sin dañar la epidermis. Consigue activar formación de colágeno y elastina provocando un tensado de la piel que suaviza la laxitud y pigmentación  de la ojera al mismo tiempo que mejora las arrugas finas de esta zona.

Se realizan una media de tres sesiones espaciadas 4 semanas y solo precisa, como cuidados posteriores,  hidratación y protección solar pudiendo el paciente hacer vida normal de forma inmediata.

PEELINGS QUÍMICOS

Pueden realizarse peelings con  sustancias como el ácido mandélico, apto para pieles sensibles al poseer una molécula de gran tamaño que hace que su penetración a través del estrato córneo sea más lenta, sin provocar picor ni irritación, y retinoides de liberación contínua y controlada en concentraciones adecuadas para tratar zonas sensibles. Con ésto conseguiremos mejorar el fotoenvejecimiento y reducir la pigmentación del área tratada..

La COSMÉTICA juega también un papel muy importante a la hora de mantener la piel de esa zona correctamente hidratada,  debiendo aconsejar siempre al paciente aquella que sea más adecuada.