292016Nov
Ellos también quieren cuidarse

Ellos también quieren cuidarse

El concepto de que la belleza física sólo es para las mujeres, ha quedado atrás; hombres de todas las edades,  estilos de vida y culturas también rinden culto a la apariencia.

Actualmente, la sociedad entiende que la belleza no es sinónimo de feminidad, y sin freno ni marcha atrás, se incrementa la demanda que generan una gran cantidad de hombres, en todo el mundo, a mejorar su aspecto.

La gran competencia social hace necesario estar físicamente bien en cuerpo y alma y, mantener ese espíritu de juventud, hace necesario lucir un buen aspecto frente al espejo que permita competir por la pareja, por un puesto de trabajo y a la vez proyectar una mejor seguridad en sí mismo y en  la propia autoestima que le permitirá afrontar mejor  lo que la sociedad demanda.

Llegamos entonces a la conclusión de que, tener un buen aspecto físico, tener una imagen agradable y armónica, no es solo ya una necesidad espiritual, sino que pasa a convertirse en una necesidad material y social. Cada vez más hombres están optando por tratamientos estéticos no quirúrgicos para mejorar su confianza y dar a su apariencia un impulso renovador.

Pero veamos cuales son estos tratamientos:

  • Para las líneas y arrugas del entrecejo, la mejor opción es la toxina botulínica.
  • Para arrugas y pérdida de volumen en áreas centrofaciales, los rellenos con ácido hialurónico, los inductores de formación de colágeno como la hidroxiapatita cálcica o los hilos reabsorbibles, son los más eficaces para redefinir el rostro y devolver con naturalidad lo que se ha ido perdiendo con el paso del tiempo.
  • Como complemento y bajo la perspectiva de un tratamiento más integral, no debemos olvidarnos de tratar la piel y para ello los peelings químicos, el dermaroller, demapen, la mesoterapia con vitaminas, la luz pulsada intensa, el plasma rico en plaquetas y la radiofrecuencia, cerrarían este amplio abanico de opciones terapéuticas.
  • Además debemos proponer realizar una correcta higiene facial diaria que consista en:

Limpiar diariamente la cara con un gel limpiador que elimine restos de residuos en los poros e incorporar un exfoliante dos veces por semana.

Utilizar una crema hidratante o un aceite ligero a diario para que la piel recupere la elasticidad y la suavidad y se conserve hidratada y nutrida.

Afeitarse después de lavar la cara con agua tibia, utilizando una buena máquina de afeitar que permita un afeitado limpio. Después, usar agua fría para limpiar la cara, secarla con una toalla, sin presionar, y aplicar crema hidratante que aporte frescor.

Utilizar productos de protección solar para antes, durante y después del sol.

  • A nivel corporal, las adiposidades localizadas en zona de flancos y abdomen permiten realizar tratamientos con mesoterapia, intralipoterapia y carboxiterapia sin descuidar una alimentación equilibrada y unos hábitos de ejercicio físico adecuados.
  • La fotodepilación (depilación por láser o luz pulsada) es otro de los tratamientos más demandados por los hombres tanto a nivel facial como corporal. Algo que pasaba a ser de uso exclusivo entre la población femenina, ha empezado a cobrar un papel importante en el público masculino donde ya no representa un signo de virilidad la presencia de vello en el cuerpo.

En general, todas las correcciones y tratamientos que se realizan en mujeres para mejorar la imagen facial y corporal, pueden realizarse en varones pero teniendo siempre en cuenta que hay  pequeñas variaciones que hay que saber identificar y adaptar.