292016Abr
Comer pan de buena calidad ayuda a nuestra salud

Comer pan de buena calidad ayuda a nuestra salud

background-2561_640Todos los días podemos mejorar nuestra salud, a través de la comida que ingerimos, un alimento que ha suscitado mucha controversia es el pan, un clásico en la alimentación tanto de niños como adultos y que a día de hoy se ha puesto de moda por la gran variedad de panes que nos ofrecen tanto tiendas especializadas del sector, como grandes superficies.

Gracias a una investigación auspiciada por el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS) se confirma que la calidad del panmastomys-332686_640 influye en el grado de inflamación que puede  producirse en el intestino al ingerirlo. A día de hoy el estudio se ha completado en ratones, y ha comenzado la fase de estudio en humanos, para objetivar el beneficio que supone en la salud de la población en general, y en la de colectivos más indefensos frente a la aparición de enfermedades como son niños y ancianos en particular.

Cuando un pan es de baja calidad, es decir, no se ha hecho correctamente la fermentación añadiéndole aceleradores de la misma o conservantes, entre otros aditivos, se afecta el microbioma intestinal (genoma del conjunto de microorganismos que habitan en el tracto intestinal humano o microbiota, y que son fundamentales para su correcto funcionamiento); al afectarse este genera un estado de inflamación que predispone a la aparición de determinadas intolerancias alimentarias, alergias y algunas enfermedades.

Sin embargo si el pan es de buena calidad (larga fermentación, buenas harinas, harinas integrales en su composición, uso de levadura madre…) se mejora el microbioma y la respuesta de la flora intestinal es favorable.

Cada vez queda más claro que la selección correcta del alimento marca la diferencia, este trabajo realizado por  Biomed-Aragón en el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, centro adscrito a la Consejería de Salud del Gobierno de Aragón, nos da evidencias de ello.