12017Dic
TOXINA BOTULÍNICA, DE LA COSMÉTICA A LA TERAPEÚTICA

TOXINA BOTULÍNICA, DE LA COSMÉTICA A LA TERAPEÚTICA

La capacidad que posee la toxina botulínica para producir parálisis muscular por denervación química se aprovecha para usarla como medicamento en el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas  y como producto cosmético para tratamiento estético de las arrugas faciales.

Veamos cuáles son sus indicaciones y usos actualmente.

En MEDICINA ESTÉTICA: El principal objetivo es la corrección y prevención de las arrugas dinámicas o de expresión a nivel del tercio superior de la cara,  entrecejo, patas de gallo y frente relajando parte del las fibras de los músculos en los que se inyecta para disminuir la potencia de su contracción. Evita la comunicación entre los nervios que envían la orden de la contracción y los propios músculos disminuyendo la actividad de estos últimos. Esto reduce la profundidad de los  pliegues de la piel que se producen por un exceso de potencia en los músculos de la mímica facial y   atenúa las arrugas consiguiendo un rejuvenecimiento integral de la mirada.

Mejoras funcionales y estéticas en PATOLOGÍAS FACIALES:

  • Bruxismo que genera dolor miofascial por apretamiento de los dientes y abrasión dental.
  • Hipertrofia de los músculos maseteros: supone un aumento de la anchura del tercio inferior de la cara así como del volumen de los ángulos mandibulares dando aspecto de asimetría o cara cuadrada. En estos casos, la toxina botulínica tiene efectos clínicos beneficiosos en la reducción significativa del volumen del masetero y en la mejora en el contorno de la cara.
  • Luxación recidivante de la articulación temporomandibular: disminuye el riesgo de que el cóndilo se vuelva a luxar. Además, se utiliza también para casos de distonías focales, trastornos de tipo neurológico relacionados con movimientos mandibulares involuntarios de apertura.
  • Síndrome de Frey: tras una cirugía de la glándula parótida puede producirse la llamada sudoración gustativa: cuando comen notan la aparición de sudoración en la piel de la región más próxima a la oreja, zona correspondiente a la glándula ausente.
  • Distonías como la contracción anómala muscular involuntaria, el blefarospasmo o el espasmo hemifacial
  • Estrabismo: la corrección de la desviación ocular en la edad infantil se puede tratar inyectando la toxina en uno o varios de los músculos oculomotores para paralizarlos y conseguir que la desviación disminuya e incluso desaparezca. Esto va a permitir una reestructuración o equilibrio muscular y un control de los movimientos oculares.

MIGRAÑAS en adultos: consiguen disminuir la intensidad del dolor, mejorar la  calidad de vida del paciente y, aunque sigan teniendo todavía crisis de migraña, serán menos intensas.  Consiste en la aplicación de múltiples microinfiltraciones de toxina botulínica A  en puntos claves a nivel de los tejidos del cráneo y a nivel cervical. Se considera  uno de los tratamientos más seguros que se puedan aplicar en el tratamiento de la migraña crónica.

HIPERHIDROSIS o hipersudoración excesiva a nivel axilar, palmar y plantar. Actúa bloqueando la estimulación de las glándulas sudoríparas ecrinas responsables de la sudoración. Se ha demostrado la efectividad de este tratamiento en la disminución significativa en la producción de sudor y mejoría de la calidad de vida de estos pacientes.

INCONTINENCIA URINARIA POR VEJIGA HIPERACTIVA: mejora la capacidad vesical, disminuye la presión excesiva dentro de la vejiga y reduce e incluso hace desaparecer las contracciones involuntarias que provocan la incontinencia. La evidencia sobre eficacia y seguridad es muy alta, ya que los síntomas se reducen hasta un 75%.

Podemos concluir diciendo que la toxina botulínica tipo A, que se comercializa desde hace 20 años en España no solo se  conoce popularmente por su uso con fines estéticos sino que hasta en el 98% de los casos se utiliza como tratamiento de diferentes patologías de una manera eficaz y segura.

Cualquiera de estos tratamientos debe de ser realizados siempre por  médicos con experiencia en el manejo de este producto y sus técnicas de aplicación.