272016Dic
No tengas miedo a la báscula estas fiestas

No tengas miedo a la báscula estas fiestas

Con las fiestas todos cambiamos los hábitos y los horarios por la multitud de eventos y celebraciones con amigos, compañeros de trabajo y familiares. Podemos disfrutar de estas fiestas sin remordimientos si sabemos gestionar bien las calorías compensando excesos, comiendo más en casa y eligiendo bien lo que comes con un buen equilibrio de verduras, proteínas e hidratos de carbono. Y, sobre todo, continuar con las rutinas de ejercicio físico y deporte que venías realizando hasta ahora.

Es importante tener en cuenta que los alimentos de consumo ocasional son para los días de fiesta y no hay que aprovechar la ocasión para excederte con las cantidades ni para estar continuamente comiendo por el simple hecho de que es Navidad, excusa que si nos va a permitir coger algún kilo de más.

¿Cómo podemos conseguir no excedernos? Sigue estos consejos:

  1. Evita saltarte alguna comida: realizar varias comidas ligeras – ya sean frutas, ensaladas o zumos- permitirán compensar luego todos los excesos.  Se deben realizar entre cuatro o cinco comidas diarias para no llegar con demasiada hambre al evento y no comer más de lo que debamos.
  2. Comer despacio, masticando bien los alimentos y disfrutando de la conversación con los presentes. Es la mejor forma de controlar lo que comemos.
  3. Planificar la comida: si es posible preveer el menú con antelación, lo mejor es centrarse en el plato principal que más nos gusta, tomando menos del resto y siendo muy cuidadosos con los entrantes y los postres, que son las partes más peligrosas y que, generalmente, tienen más calorías; pedir raciones pequeñas y no repetir.
  4. Alternar las bebidas alcohólicas con agua son también opciones que ayudarán a no excedernos e inclinarnos por las bebidas light.
  5. No picar entre horas: hay que saber decir no a ciertas tentaciones que acontecen a lo largo del día como bombones, dulces u otro tipo de alimentos altamente calóricos.
  6. Consumir con mucha moderación los dulces navideños: son altamente calóricos.
  7. Si nos toca a nosotros actuar de comensales, tener en cuenta:
  • Aperitivos o entrantes ligeros a base de verduras, ensaladas o productos light.
  • Evitar las salsas como complemento de los alimentos y sustituirlas por especias o verduras picadas (cebolla, tomate, pimiento…).
  • Utilizar métodos de cocción para elaborar los alimentos como la plancha, vapor u horno.
  • Elige postres caseros y utiliza edulcorantes como sustitutivo del azúcar.

8. Continuar con la actividad física: aunque no hagas el mismo ejercicio físico, es una rutina que no debes de abandonar. Simplemente caminando una hora diaria, te ayudará a mejorar la digestión y quemar calorías extras.

9. Normaliza tu estilo de vida navideño: más allá de los días especialmente significativos de las fechas señaladas, el resto de días intenta continuar con tus hábitos cotidianos de alimentación. No es necesario renunciar a las grandes comidas navideñas para mantener nuestro peso, pero es necesario compensar éstos con una dieta ajustada en los días sin eventos.

La idea fundamental que intento transmitir es que debemos de aplicar la lógica en estas fiestas. Todo se puede comer en su justa medida, no se trata de estar a dieta ni mucho menos, solo de tratar de controlarnos un poco ; de esta forma no deberás preocuparte por el peso estas navidades.