252018Jun
EL SOL Y LA PIEL: LO QUE DEBES SABER

EL SOL Y LA PIEL: LO QUE DEBES SABER


Hasta mediados del siglo pasado el ideal de belleza se relacionaba con la blancura de la piel. Los tonos oscuros y las personas bronceadas se asociaban al trabajo en el campo y todas aquellas profesiones cuya actividad la realizaban, la mayor parte del tiempo, al aire libre. Es entonces cuando  la piel blanca aportaba una clara notoriedad social.

Sin embargo, esto empezó a cambiar a partir de los años sesenta cuando las clases medio-altas y los famosos, empezaron a lucir sus pieles bronceadas como símbolo de belleza, riqueza, salud y glamour que terminó por generalizarse y hacerse patente en casi la totalidad de la sociedad.

Actualmente, conocemos cuales son los BENEFICIOS que nos aporta una exposición solar moderada y racional :  síntesis de vitamina D,  prevención de la osteorporosis, mejora en nuestro sistema inmunitario con un  incremento de nuestras defensas naturales así como una mejor regulación de nuestro ciclo de vigilia-sueño que nos aporta un mejor estado anímico y emocional.

Y también conocemos con una mayor exactitud, los PERJUICIOS Y EFECTOS NEGATIVOS que nos puede aportar un exceso de  exposición solar debido a la radiación ultravioleta UVB y UVA que va desde una quemadura solar aguda a corto plazo, hasta un fotoenvejecimiento cutáneo (manchas, arrugas, elastosis) o una fotocarcinogénesis (queratosis actínicas, carcinoma basocelular, espinocelular y melanoma) a largo plazo donde ya se ha producido un daño en el ADN celular.

CONSEJOS BÁSICOS

  • Evitar por norma la exposición solar directa durante las horas de mayor intensidad (entre las 12 y las 16 horas).
  • Siempre que se exponga al sol, debe hacerse con la aplicación previa de un fotoprotector de amplio espectro adecuado a nuestro fototipo de piel (mínimo un FPS de 20) y repetir la aplicación cada 2 horas.
  • En el caso de los bebés y los niños menores de un año, hay que evitar la exposición directa al sol.
  • Para las actividades y deportes al aire libre hay que usar ropa adecuada, gorra y gafas de sol. Es muy importante no descuidar la protección de los ojos.
  • No debemos olvidarnos tampoco de proteger el cabello del sol, especialmente si está teñido. Existen aceites y lociones para la protección solar del pelo, si no, podemos utilizar un sombrero.  Son muy útiles en esta época las mascarillas hidratantes para el pelo.
  • El verano es una época ideal para tomar suplementos nutricionales orales que pueden frenar y reparar los daños en la piel que produce la radiación UVA como son los  Beta Carotenos y Carotenoides,  Vitamina E y Tocoferoles, Té verde, Extracto de Hoja de Olivo y  mezclas de antioxidantes generales como cúrcuma, resveratrol, N-Acetil-Cisteina,
  • No olvides preparar la piel con exfoliaciones suaves que eliminen las células muertas, higienes faciales para las impurezas más profundas y un cuidado diario de limpieza e hidratación con la cosmética más adecuada a tu piel.
  • Para cualquier duda, situación especial o cualquier otra circunstancia lo mejor siempre es consultar con el especialista de tu piel.

En la Clínica San&Del disponen de tratamientos médico-estéticos indicados especialmente para estas situaciones especiales  y grandes profesionales que te orientarán e indicarán sobre la forma de realizarlo. No dudes en consultarles.