tratamientos carboxiterapia madrid centro

CO2 para tratar la celulitis y flacidez cutánea con rapidez

De manera mínimamente invasiva se infiltran pequeñas cantidades de CO2 (dióxido de carbono) por vía subcutánea, mejorando el intercambio gaseoso y aumentando así el flujo sanguíneo. De esta forma, se realizaran de forma más cómoda las reacciones metabólicas previamente alteradas que dieron lugar a la aparición de las distintas alteraciones que desencadenaron tanto la flacidez como el aspecto de "piel de naranja" tan típico de la celulitis. 

Tras un pequeño número de sesiones obtendremos una mejora significativa tanto del aspecto estético como de la sintomatología vinculada a la misma. 

La técnica es sencilla, se realiza con equipos de uso médico, especialmente diseñados para ello, que controlan la velocidad de flujo del gas, el tiempo de inyección y la dosis administrada. Dicho gas difunde rápidamente a los tejidos donde se infiltra generando unas mínimas molestias que desaparecen en unos minutos o a lo más en pocos días. 

Para incrementar los resultados en tratamientos corporales se suele combinar con presoterapía o masaje de drenaje linfático que contribuirá a una mejor difusión del gas a los tejidos adyacentes.

El número de sesiones es variable y dependerá de las características y necesidades concretas de cada paciente y de la zona a tratar. Tras la sesión, el paciente puede incorporarse a sus actividades con normalidad, debiendo evitar la exposición solar en la zona tratada durante las siguientes 24-48 horas.